Barbie – La muñeca más famosa del mundo

Hay elementos de nuestra cultura que damos por hecho que van a estar ahí siempre, porque siempre han estado. Podemos ver reinvenciones de estos elementos, diferentes tipos de patines y patinetes, diferentes modelos de coches de juguete, de casitas de muñecas y de las propias muñecas. Pero dentro de estos elementos, a veces despunta un producto en concreto que crea cultura por si mismo y se desmarca de su propia naturaleza, siendo más. Es el caso de la muñeca Barbie, la cual, realmente, ya no necesita indicar que es una muñeca. Es mucho más, es un símbolo.

Cartel promocional del 50 aniversario de Barbie
Cartel promocional del 50 aniversario de Barbie

La famosa muñeca nació en la década de los 50 en EEUU de manos de Ruth Handler, cuando ésta se fijó en que su hija le interesaba más jugar con muñecas que simbolizaban a mujeres adultas y no infantiles, así que le propuso la idea de negocio a su marido, que casualmente era el cofundador del gigante juguetero Mattel.

Tras un tiempo de diseño, toma de decisiones y comprar los derechos de una muñeca alemana para reciclar su concepto (era una conocida muñeca sexual ofertada a hombres que posteriormente se vió que despertaba el interés de niños y niñas que jugaban a vestirla, anulando con la inocencia de los niños, el cariz sexual de la misma) el 9 de marzo de 1959 nació la primera muñeca Barbie, cuyo nombre completo es Barbara Millicent Roberts.

A partir de ese momento Barbie ha sido parte y testigo de la historia de los EEUU y poco a poco del mundo entero. Muchos han criticado la famosa muñeca y otros productos, como su novio Ken Carson, por inmovilistas, por ofrecer una visión cosificada de la mujer, un canon no real y establecer unos patrones estéticos en los que las niñas querían verse reflejados, así como un modo de vida frívolo con sus mansiones y sus descapotables rosas. Pero por encima de todas estas polémicas, siempre ha causado furor.

Las ediciones especiales

Con los años Mattel ha ido adaptando el producto y capeando el temporal. Recién entrada la década de los 2000, en respuesta a las exitosas Bratz, sacaron 4 colecciones especiales de Barbie, a cada cual más especial basándose en la cantidad de unidades sacadas al mercado. Según fuentes de wikipedia:

Platinum Label: con un límite de 1000 unidades a la venta.

Gold Label: con un máximo de 25.000.

Silver Label: entre 25.000 y 50.000.

Pink Label: con gran número de unidades a la venta en una gran variedad de tiendas.

En Trato Hecho nos hemos hecho con algunas de las muñecas pertenecientes a la Gold Label y las tenemos preparadas para vosotros, si sois unos apasionados del universo Barbie. Podéis pasar a verlas por nuestra tienda en el P-29 de Collado Villalba o echarles un ojo aquí, en nuestra tienda online.

Juguetes Payá – Una pieza de historia en cada juguete

 

Dentro de la artesanía española, la industria juguetera de levante fue una de las que ha destacado, sobre todo por la cantidad de niños a los que ha sacado una sonrisa. Y entre las muchas empresas jugueteras hoy os vamos a hablar de Payá Hermanos S.A., historia viva de los juguetes de metal y pasión de muchos coleccionistas.

La familia Payá decidió reutilizar sus conocimientos en la industria de la hojalata para fundar esta empresa juguetera de cero, sin tradición anterior en la familia, y siendo la primera de Ibi, en el interior de Alicante. Comenzaron haciendo réplicas de útiles domésticos en miniatura, vendiéndolos en mercados locales semanalmente y con el éxito, poco a poco la producción se hizo más exigente para cumplir con la demanda de su creciente mercado hasta posicionarse como la empresa juguetera de ámbito nacional que acabó siendo.

A día de hoy, y dada la nostalgia que hay impresa en cada uno de sus productos, hay un gran mercado de coleccionistas de juguetes Payá, y nosotros, en Trato Hecho, tenemos un amplio catálogo de juguetes  piezas de historia de esta empresa alicantina. Te invitamos a que pases a verlos, bien en nuestra tienda física en Collado Villalba o bien aquí en la tienda online.

 

Scalextric – Mucho más que un juego de carreras

El Scalextric ha sido el invitado de honor de muchas de nuestras casas en la infancia, y poco a poco, según crecíamos, muchos de nosotros hemos mantenido esos tesoros. A veces olvidados en el altillo de un armario y otras veces con un verdadero afán de coleccionismo.

Desde sus inicios en 1952, el Scalextric ha sido testigo activo de cada época del automovilismo de competición y aunque ha habido más fabricantes, con más formatos, fueron los británicos Minimodels ltd. los que alcanzaron el éxito, en España a través de la juguetera ‘Exin’, tras su desaparición fue gestionada por ‘Tyco’ y actualmente ‘Fábrica de Juguetes’.

Aunque sus nuevos modelos siguen siendo un éxito seguro, el verdadero mundo de Scalextric está en el coleccionismo de circuitos y coches antiguos, con toda una cultura de aficionados que generan un gran mercado de compraventa de artículos.

En Trato Hecho nos declaramos amantes incondicionales del Scalextric, así como de muchos juguetes vintage. Los que habéis visitado la tienda lo notáis nada más entrar, y por eso queríamos daros a conocer un poco más de este clásico juguete y os invitamos a que descubráis nuestras pequeñas joyas de la carretera en nuestra sección de Scalextric.